Una lucha de por vida contra el testado en animales

Lush Ethics

Llevamos luchando contra el testado en animales desde antes de abrir nuestra primera tienda, y la lucha continúa hoy en día. La experimentación con animales no arroja grandes resultados, ya que a menudo las conclusiones son irrelevantes para los humanos.

En su lugar, probamos la seguridad y eficacia de nuestros productos en personas que se ofrecen voluntarias. También utilizamos métodos de prueba in vitro, con cultivos de células humanas y microbiología.

Nuestros principios fundamentales

Lush no testa en animales ni utiliza materiales que contengan derivados animales no aptos para personas vegetarianas. Además, solo compra materias primas a empresas que no estén involucradas en el uso directo o indirecto de pruebas en animales. Creemos que la experimentación con animales no es aceptable. Reconocemos que la seguridad es primordial, pero también que se puede garantizar sin el uso de animales.

No compraremos ingredientes de proveedores que hayan realizado, encargado o participado en ensayos con animales después de la fecha límite que fijamos el 1 de junio de 2007, a menos que el proveedor se comprometa a no realizar más este tipo de testado y a utilizar alternativas in vitro aceptables para Lush, es decir, procedimientos en entornos controlados fuera de un organismo vivo.

Aunque reconocemos la inevitable excepción de la legislación REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas), Lush quiere seguir animando a los proveedores a realizar pruebas de seguridad utilizando métodos de ensayo sin animales y a financiar este tipo de pruebas alternativas.

Desde el primer día, hemos construido Lush rigiéndonos por esta política y creemos que eso demuestra que es posible inventar, fabricar y sacar al mercado toda una gama de productos sin necesidad de recurrir a las pruebas con animales. Nuestros fundadores pusieron en marcha esta política en junio de 1993, cuando aún dirigían su anterior empresa, Cosmetics To Go. Por eso, Lush lleva funcionando de esta forma desde que abrió sus puertas en 1995.

0%

de productos testados en personas, no en animales

Seguimos luchando contra el testado en animales

El rechazo a esta práctica anticientífica y cruel no ha cesado a lo largo de los años, lo que significa que la lucha contra el testado en animales no es solo una posición y una política de Lush, sino que es un objetivo de por vida y el valor central de nuestra empresa. Lush seguirá luchando contra la experimentación en animales en todo el mundo, denunciándola; uniéndose a grupos de defensa de los animales para darla a conocer; ejerciendo presión contra ella y educando en torno a estos temas, hasta que se convierta en un práctica del pasado.

Nuestro compromiso contra el testado en animales se traduce en una variedad de posiciones y políticas que rigen nuestras propias acciones. Asegurando así que nuestras prácticas comerciales están libres de pruebas en animales y de que van más allá de Lush, para ayudar a eliminar este testado en todo el mundo.

Para ver las distintas formas en que trabajamos en favor de los animales, echa un ojo a los enlaces que aparecen a continuación y obtén más información.

Alternativas a las pruebas con animales

Haciendo campaña contra los ensayos en animales; probando los productos en personas y desarrollando métodos de ensayo in vitro junto a la empresa de testado en cultivos celulares XCellR8.

Finalmente, hemos conseguido que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reconozca algunas pruebas alternativas. Esto significa que todos los datos y registros que se derivan de los ensayos con animales, y en los que todavía confían las empresas de cosméticos, podrán ser sustituidos por datos relevantes para los seres humanos. La investigación sobre el arduo trabajo que se está realizando para conseguir que los métodos de ensayo sin animales se validen y aprueben para su uso reglamentario, muestra que, aunque hay quienes se esfuerzan por conseguirlo, todavía no hay suficientes empresas que utilicen estos métodos.

En 2013, una empresa de pruebas de cultivos celulares llamada XCellR8 ganó el Premio Lush Prize, que otorgamos a las iniciativas líderes en la investigación contra la crueldad animal. A partir de ahí comenzó a modificar y desarrollar pruebas de cultivos celulares, tanto para los productos como para las materias primas de Lush, lo que ha llevado al desarrollo de pruebas alternativas y a su aceptación regulatoria. Estos avances, que establecen un modelo a seguir, ayudan a que más empresas y autoridades abandonen por completo la necesidad de realizar pruebas con animales.

En Lush utilizamos una serie de ingredientes relativamente sencillos para elaborar nuestros productos y aunque sabemos que son seguros, hacemos pruebas sobre cultivos celulares que ofrecen una doble ventaja: no afectan a los animales y consiguen resultados más precisos y adecuados para los humanos, en comparación con los antiguos métodos.

Existen alternativas al testado en animales

REACH

REACH es la legislación europea que regula la fabricación de productos químicos en la UE. REACH obliga a realizar ensayos con animales en determinadas condiciones, por lo que preocupa a todos los grupos de defensa de los animales y también a las empresas que se esfuerzan por adherirse a políticas libres de crueldad.

La legislación REACH ha sido la más importante de las aprobadas por la UE y es tan complicada que, incluso después de convertirse en ley, no estaba claro cómo se aplicaría. Se trata de una legislación en evolución y un ejemplo de presión externa sobre nuestra política de no experimentación con animales.

Sigue leyendo  →

Libertad de movimiento

0:00