Lush es propiedad de los empleados en un 10% desde 2017...

Para que Lush sea la empresa que es y se comporte como lo hace, tiene que ser una empresa independiente.

No es pública, ni es propiedad de nadie, como sucede con las sociedades anónimas. Tampoco pertenece a una empresa de capital privado con un objetivo puramente lucrativo.

 El EBT, por sus siglas en inglés, es un fideicomiso que concentra el 10% de las acciones de Lush. Junto con los demás accionistas de la empresa, el EBT posee ese porcentaje del negocio. Cualquier persona que sea empleada del Grupo Lush es beneficiaria del EBT y 5 fideicomisarios se ocupan del fideicomiso en nombre de todo el personal.

Por qué queríamos un EBT...

El EBT es algo que hemos estado explorando en Lush durante más de 15 años.

Nuestro personal es el alma del negocio y, el hecho de que parte de la empresa sea propiedad de las personas, siempre ha tenido sentido porque llevamos mucho tiempo fomentando la cultura que vemos en otras empresas organizadas de esta forma.

Los principales propósito de ceder una parte de la empresa a los empleados son:

  • Consagrar nuestra ética
  • Garantizar la independencia de la empresa
  • Mantener la cultura de los bonus

Preferimos la estructura empresarial en la que las acciones están repartidas entre:

  • El Fideicomiso familiar
  • El Fideicomiso a favor de los empleados

Por qué lo hemos hecho

Los fundadores y los accionistas aprecian la contribución que cada miembro del personal hace a la empresa y, el hecho de que todo nuestro personal sea beneficiario del EBT, reconoce su compromiso y esfuerzos, que nos convierten en la empresa que somos.

Si hemos conseguido que un miembro del personal venga a trabajar a Lush porque cree en la ética de la empresa, podemos asegurarnos de que se cumpla y se preserve gracias al EBT.

No nos gusta la idea de que una empresa externa pueda comprar o vender a los empleados. La empresa nunca podrá ser comprada o adquirida por un organismo externo, el EBT lo garantiza. Si los actuales accionistas decidieran vender sus acciones a un comprador externo, y la empresa cambiara de manos, el personal de Lush tendría que ponerse de acuerdo a través del EBT.

Los accionistas que actualmente trabajan en el negocio han llegado a un acuerdo y se han comprometido a que si venden sus acciones, las venderán de nuevo a la empresa.

0%

Propiedad de los empleados

El punto de vista es

  • Las personas que trabajan en Lush siempre tendrán una participación en la empresa. Nuestra empresa nunca se venderá al mejor postor.
  • Podemos asegurar que la empresa es independiente y puede comportarse como quiera.
  • Podemos poner más información en manos de todos. Esto significa que podemos contar con personas que transmitan mensajes a todos los miembros del personal, haciendo llegar los mensajes a nuestra tienda y a las fábricas.
  • El personal tiene la responsabilidad de ayudarnos a mantenernos fieles a nuestros principios éticos. Al formar parte del EBT, todas las personas podemos desempeñar un papel activo a la hora de hacernos responsables de estas directrices.
  • Nos hemos comprometido a proteger la posibilidad de que exista un sistema de bonus que llegue a todos los puestos de la empresa.
  • Nuestra carta ética no puede comprometerse ni degradarse sin consultar a nuestros administradores. Si alguien cree que no cumplimos nuestra carta ética, puede decirlo.

Los fideicomisarios actuales

5 fideicomisarios velan por cada fideicomiso en nombre del personal.

  • 2 personas elegidas por la empresa
  • 2 personas elegidas por el personal
  • 1 personas independientes

 

1/5
Conoce a los fideicomisarios

Karl Bygrave

Director de Lush, accionista y administrador del EBT nombrado por el Consejo

Karl Bygrave comenzó su carrera con Constantine & Weir, la empresa que precedió a Lush. En 1983 era aprendiz y elaboraba cosmética a mano, ¡desde entonces han pasado 24 años!

La trayectoria de Karl en la empresa ha estado llena de color y comenzó a principios de los 2000, con la creación de nuestra presencia en Japón. Karl también se trasladó a Australia durante varios años para reorganizar el negocio e introducir Lush en el mercado neozelandés. Junto con sus colegas, Karl dirigió la entrada de Lush en otros mercados internacionales, incluyendo Oriente Medio y Brasil, además de gestionar reestructuraciones y dar vida a la primera página web de Lush.

Su amor por los animales le ha llevado a estar al frente de la lucha contra el testado y la crueldad en los laboratorios durante 10 años. Para ello, se ha servido del premio Lush Prize y del programa de pruebas de cultivo de células humanas de Lush. Karl considera que su trabajo “consiste en eliminar cualquier bloqueo o barrera para permitir a la compañía conseguir aquello que quiere mientras gestiona el riesgo del negocio”. Y sabe bien de lo que habla, ha trabajado en muchas áreas de la empresa, incluyendo la gestión de las operaciones de pedidos online en el Reino Unido; en Asuntos Regulatorios Internacionales; en el Departamento Legal; en el de Mercados Emergentes y también junto al equipo que se encarga de la Protección de la Propiedad Intelectual.

“Estoy muy contento de que me hayan pedido que sea fideicomisario, ya que creo que es algo muy importante para la empresa y un gran reconocimiento a la contribución de cada miembro del personal”, afirma.

2/5
Conoce a los fideicomisarios

Mo Constantine

Lush Co Founder, Shareholder, Inventor and Board Appointed EBT Trustee

Mo Constantine cofundó Lush en 1995 con otras seis personas, incluido su marido Mark. Desde entonces, ha participado en la creación y fabricación de productos de belleza innovadores durante los últimos 25 años. Además de dirigir todas las áreas relacionadas con la fabricación, es experta en inventar productos sólidos, sin conservantes ni envases. En 1998 consiguió su primera patente por la invención del popular champú sólido, aunque es más conocida por ser la inventora de las bombas de baño.

De forma reciente, Mo dirigió el equipo que trabajó en el concepto y la apertura de nuestra primera tienda Fresh en París.

3/5
Conoce a los fideicomisarios

Wendy Winters

Fideicomisaria designada por el personal

Wendy, es la representante del personal designada para el Reino Unido. “Llevo diez años en el negocio. Primero como empleada temporal de Navidad, después como manager de una tienda, formadora de productos y marcas, y ahora dirijo las tiendas del Reino Unido e Irlanda. A lo largo de toda mi experiencia, mi pasión por Lush ha venido de la gente que trabaja para nuestra marca; ¡es por lo que yo quería trabajar aquí al principio! Realmente creo que contamos con un personal único y sorprendente.

 Quería ser fideicomisaria de la EBT porque mi política y mi activismo, tanto dentro como fuera de la empresa, tienen que ver con la igualdad, la inclusión y la diversidad. Algo que siempre me esforzaré por mejorar y proteger. Más allá de eso, me entusiasma ofrecer a todos los Lushies la oportunidad de ser escuchados y la de dar forma a nuestro futuro para poder seguir cambiando el mundo”.

4/5
Conoce a los fideicomisarios

Julia Gritsch

Fideicomisaria designada por el personal

Julia procede de Lush Austria y forma parte de la familia Lush desde 2015. “Empecé como empleada temporal de Navidad y tan solo después de unos días de trabajo supe que quería quedarme en Lush. Después de un tiempo me convertí en Supervisora de la tienda más concurrida de Austria y en el verano de 2019 salí elegida como Fideicomisaria, ¡lo que significa mucho para mí! 

 “Lush es un lugar genial para trabajar y quiero que todas las personas sientan lo mismo. En tiempos difíciles tenemos que cuidarnos más todavía. Estar conectados es la clave para alzar la voz. Como fideicomisaria quiero asegurarme de que todas las opiniones se toman en serio”.

5/5
Conoce a los fideicomisarios
Helen Moreton

Helen Moreton

Independent trustee

Helen aporta 18 años de experiencia en el sector minorista, que le ha llevado a ser especialista en EBT, a través de John Lewis Partnership. “Estoy absolutamente encantada de unirme a Lush como nueva fideicomisaria independiente. No solo me encantan sus productos, sino que aplaudo todo lo que representan. Hacer un trabajo con sentido es de gran importancia para mí y he disfrutado de una carrera de trabajo con y para varias organizaciones con propósitos claros”.

1/5
Conoce a los fideicomisarios

Karl Bygrave

Director de Lush, accionista y administrador del EBT nombrado por el Consejo

Karl Bygrave comenzó su carrera con Constantine & Weir, la empresa que precedió a Lush. En 1983 era aprendiz y elaboraba cosmética a mano, ¡desde entonces han pasado 24 años!

La trayectoria de Karl en la empresa ha estado llena de color y comenzó a principios de los 2000, con la creación de nuestra presencia en Japón. Karl también se trasladó a Australia durante varios años para reorganizar el negocio e introducir Lush en el mercado neozelandés. Junto con sus colegas, Karl dirigió la entrada de Lush en otros mercados internacionales, incluyendo Oriente Medio y Brasil, además de gestionar reestructuraciones y dar vida a la primera página web de Lush.

Su amor por los animales le ha llevado a estar al frente de la lucha contra el testado y la crueldad en los laboratorios durante 10 años. Para ello, se ha servido del premio Lush Prize y del programa de pruebas de cultivo de células humanas de Lush. Karl considera que su trabajo “consiste en eliminar cualquier bloqueo o barrera para permitir a la compañía conseguir aquello que quiere mientras gestiona el riesgo del negocio”. Y sabe bien de lo que habla, ha trabajado en muchas áreas de la empresa, incluyendo la gestión de las operaciones de pedidos online en el Reino Unido; en Asuntos Regulatorios Internacionales; en el Departamento Legal; en el de Mercados Emergentes y también junto al equipo que se encarga de la Protección de la Propiedad Intelectual.

“Estoy muy contento de que me hayan pedido que sea fideicomisario, ya que creo que es algo muy importante para la empresa y un gran reconocimiento a la contribución de cada miembro del personal”, afirma.

2/5
Conoce a los fideicomisarios

Mo Constantine

Lush Co Founder, Shareholder, Inventor and Board Appointed EBT Trustee

Mo Constantine cofundó Lush en 1995 con otras seis personas, incluido su marido Mark. Desde entonces, ha participado en la creación y fabricación de productos de belleza innovadores durante los últimos 25 años. Además de dirigir todas las áreas relacionadas con la fabricación, es experta en inventar productos sólidos, sin conservantes ni envases. En 1998 consiguió su primera patente por la invención del popular champú sólido, aunque es más conocida por ser la inventora de las bombas de baño.

De forma reciente, Mo dirigió el equipo que trabajó en el concepto y la apertura de nuestra primera tienda Fresh en París.

3/5
Conoce a los fideicomisarios

Wendy Winters

Fideicomisaria designada por el personal

Wendy, es la representante del personal designada para el Reino Unido. “Llevo diez años en el negocio. Primero como empleada temporal de Navidad, después como manager de una tienda, formadora de productos y marcas, y ahora dirijo las tiendas del Reino Unido e Irlanda. A lo largo de toda mi experiencia, mi pasión por Lush ha venido de la gente que trabaja para nuestra marca; ¡es por lo que yo quería trabajar aquí al principio! Realmente creo que contamos con un personal único y sorprendente.

 Quería ser fideicomisaria de la EBT porque mi política y mi activismo, tanto dentro como fuera de la empresa, tienen que ver con la igualdad, la inclusión y la diversidad. Algo que siempre me esforzaré por mejorar y proteger. Más allá de eso, me entusiasma ofrecer a todos los Lushies la oportunidad de ser escuchados y la de dar forma a nuestro futuro para poder seguir cambiando el mundo”.

4/5
Conoce a los fideicomisarios

Julia Gritsch

Fideicomisaria designada por el personal

Julia procede de Lush Austria y forma parte de la familia Lush desde 2015. “Empecé como empleada temporal de Navidad y tan solo después de unos días de trabajo supe que quería quedarme en Lush. Después de un tiempo me convertí en Supervisora de la tienda más concurrida de Austria y en el verano de 2019 salí elegida como Fideicomisaria, ¡lo que significa mucho para mí! 

 “Lush es un lugar genial para trabajar y quiero que todas las personas sientan lo mismo. En tiempos difíciles tenemos que cuidarnos más todavía. Estar conectados es la clave para alzar la voz. Como fideicomisaria quiero asegurarme de que todas las opiniones se toman en serio”.

5/5
Conoce a los fideicomisarios
Helen Moreton

Helen Moreton

Independent trustee

Helen aporta 18 años de experiencia en el sector minorista, que le ha llevado a ser especialista en EBT, a través de John Lewis Partnership. “Estoy absolutamente encantada de unirme a Lush como nueva fideicomisaria independiente. No solo me encantan sus productos, sino que aplaudo todo lo que representan. Hacer un trabajo con sentido es de gran importancia para mí y he disfrutado de una carrera de trabajo con y para varias organizaciones con propósitos claros”.

Our Ethical Charter

Uno de los principales objetivos del Lush Employee Benefit Trust (el EBT) es proteger los valores fundamentales que nos permiten mantener nuestros estándares éticos. Para ello, estamos poniendo en marcha un proceso a través del EBT para garantizar que no se tomen decisiones que puedan infringir o afectar materialmente a nuestra práctica ética sin tener en cuenta primero la opinión del personal de todas las empresas de Lush. Esto también permite que todos seamos informados a fondo sobre las cuestiones que subyacen a cualquier cambio importante propuesto, de modo que podamos hacer una contribución significativa a esa decisión y que los líderes de la empresa puedan tomar una decisión informada habiendo considerado todas nuestras opiniones.

Nuestra carta ética

Sigue leyendo  →

El código ético de Lush

0:00